Velo, liga, ramo

Vestidos de Novia: el velo, la liga y el ramo

EL VELO:
El significado del velo depende del periodo de tiempo histórico y de las creencias culturales y religiosas de la novia y el novio.
En la antigua Roma, la gente creía que los espíritus malignos se sentían especialmente atraídos por la novia. Para la novia y su familia, el velo significaba protección.

Otra teoría es que el velo proporcionaba cierta seguridad a los padres de los novios. El los matrimonios concertados, la mayoría de los novios no conoce a su futura esposa hasta prácticamente el momento de la ceremonia, y el velo se utilizaba para ocultar los rasgos físicos de la novia y con ello se pretendía que el novio no saliera huyendo en pleno altar.
Pero la teoría más común es que el velo tiene un simbolismo de virginidad. Las novias puras tapaban su rostro con el velo y al comienzo de la ceremonia el padre de la novia le levantaba el velo para simbolizar que entrega a su hija, o bien el novio lo podía levantar cuando debía besar a la novia.
En la actualidad el velo suele estar colocado sobre el cabello, ya que la gran mayoría de novias no se considera que lleguen puras al día de su boda. 

LA LIGA:
Las investigaciones dicen que la tradición de la liga comenzó en el siglo XXIV. Dicen que los invitados de la novia y el novio tenían que tener una pieza del vestido de la novia para que les diera buena suerte. Antiguamente arrancaban un trozo del vestido de la novia, por lo que esta no quedaba muy contenta. Así se creó la tradición de que el novio sacara la liga de la novia y la tirase a los invitados.
La importancia de la tradición es que el novio lance la liga a un grupo de hombres solteros y se dice que el que coja la liga será el próximo en casarse.
La novia llevaría dos ligas en su pierna derecha, una para ser lanzada o cortada por el novio y los invitados, y la segunda se quita en la noche de bodas, y es un recuerdo que se quedan los novios.

EL RAMO:
En la antigüedad las novias llevaban un matojo de ajos, especias y hierbas, con las que decían espantar a los malos espíritus.
Las flores se utilizaron en el ramo de la reina Victoria, y a partir de ese momento el ramo es uno de los complementos principales en una boda.
Al igual que la liga, la tradición de arrojar el ramo a las invitadas viene de cambiar la costumbre de arrancar piezas del vestido a la novia. También se dice que la afortunada en atrapar el ramo, será la próxima en contraer matrimonio.

Tradiciones para las novias

Vestidos de Novia: tradiciones

ALGO NUEVO, PRESTADO, USADO Y AZUL.

Algo nuevo: simboliza la buena suerte, el éxito y la felicidad en la nueva etapa que la pareja comienza juntos. En el apartado “Algo nuevo” la novia suele incluir, el vestido, los zapatos, el velo, joyas o incluso la ropa interior. 
Algo prestado: Se refiere a la creencia de que la felicidad se puede traspasar de una persona a otra. Que una persona feliz diera a la novia algo para usarlo en su boda así se atrae su felicidad. 
Algo usado: simboliza la conexión de la novia con su pasado. 
Algo azul: es el color que representa la fidelidad de la pareja.

Más tradiciones: 
Arrojar arroz a los novios atrae los bienes materiales y la prosperidad para la nueva vida en común para la pareja.
-Para asegurar honor y respeto a la pareja se utiliza la alfombra de color rojo y los pétalos de rosas que abren camino a la novia hacia el altar.
- Para alejar a los malos espíritus, es necesario hacer ruidos, utilizar las bocinas de los cochesgritar hurras para los novios etc. De aquí viene que en la antigüedad se atasen latas en los bajos del coche de los novios.

Historia de los vestidos de novia

Historia de los Vestidos de Novia

Cuando pensamos en una novia, inmediatamente nos viene a la cabeza la imagen de una mujer vestida de blanco. Esta puede llevar un vestido largo o corto, puede llevar velo o no, puede llevar ramo o abanico en las manos, pero el vestido siempre es blanco.
Sin embargo, no siempre ha sido así, de hecho a lo largo de nuestra historia los colores de los vestidos de novia han variado mucho, ha ido cambiando de acuerdo a las tendencias, tradiciones, religiones y sobre todo a grandes personalidades que marcaron tendencias.

En Roma las novias asistían a su boda con sus túnicas cotidianas en color blanco, como usaban diariamente, con una corona de flores y un velo púrpura.
En Grecia optaban por túnicas en color amarillo y más común eran las flores adornando sus cabellos.
En la Edad Media las novias preferían el color rojo, en la época del Renacimiento los colores para los vestidos fueron muy variados.
En el siglo XVIII preferían los vestidos en el tono pastel, los adornos obtuvieron importancia y fue así como el barroco inspiro a las novias. En el año 1840 la Reina Victoria de Inglaterra hizo una elección que cambio la historia de los vestidos de novia para siempre y que sigue influyendo hasta nuestros días, ella eligió el color blanco en su vestido para su boda con el Príncipe Alberto. El resto es historia, porque a partir de entonces el color blanco es el predilecto para las novias. 
A pesar de ello en España sobre el siglo pasado las novias se casaban de negro, y fue a partir del año 1910 cuando se comenzó a utilizar el vestido blanco.
En el año 1920 las novias más atrevidas decidieron mostrar sus piernas con vestidos cortos en línea recta. Hacia los años 30 las novias regresaron a los vestidos que se ajustaban al cuerpo, las grandes capas de tules y sedas y los vestidos armados y aparatosos ganaron en esta década, junto a los escotes recatados y cerrados.

En 1940, el vestido de novia era más sencillo y el modelo sastre fue el preferido por las novias.

En los años 60 llego un cambio drástico en cuanto a los vestidos de novia, regresaron las flores naturales como tocados, los cabellos con ondas, incluso llegar a estar despeinados, largas faldas y muy sueltas al estilo pijama.
En 1970 las bodas recobran su importancia, los vestidos jugaban con los volados, el velo se volvió presente en las novias y se llevaron las flores secas.
En los años 80 otro miembro de la familia real impondría tendencia en los vestidos, Diana de Gales con un estilo romántico, tela de color marfil, de seda y perlas, grandes mangas de farol, escote en pico y larga cola de 25 metros.
Los años 90. Hubo mucha diversidad, pero una gran inclinación hacia los escotes y aun los cortes estilo princesa.
En la actualidad hay un gran repertorio de estilos para un vestido de novia, aunque el color blanco o crudo siguen siendo los preferidos de las novias. La importancia de usar un vestido de color blanco en el siglo XXI es porque aun se considera que la novia es pura.